El templete de la estación del Metropolitano de Gran Vía

Fotos de Beatriz García Traba. Texto de Francisco Juez

Antonio Palacios fue el arquitecto de la Compañía Metropolitana Alfonso XIII, que inauguró la primera línea entre Sol y Cuatro Caminos en 1919. Palacios se encargó de diseñar accesos, vestíbulos y decoraciones del ferrocarril subterráneo, así como los edificios de la Compañía entre los años 20 y 30. Los accesos contaban con escaleras y corredores, pero dos estaciones, Sol y Gran Vía, tenían templete y ascensor. El segundo, ubicado en la Red de San Luis, es un pórtico de granito pulimentado cerrado por una marquesina de hierro muy volada y ligeramente inclinada. A través de él se accedía a los ascensores. El templete de la Gran Vía es un magnífico emblema y un sugestivo reclamo, orginal, moderno y cosmopolita, con detalles tan interesantes en su obra pétrea, como las bolas, los leones que flanqueaban el cartel del Metro o el llagado del arco.

Esta construcción se desmontó en 1970 y hoy se encuentra en un solitario parque del pueblo natal del arquitecto, Porriño, en la provincia de Pontevedra. A continuación ofrecemos unas fotos del templete realizadas en agosto de 2009 en la que se puede observar que han desaparecido la marquesina y el cartel de Metro y el escudo de Madrid ha sido sustituido por el de Porriño.